¿Su paciente tiene un trastorno depresivo mayor inmunometabólico?

Los pacientes con trastorno depresivo mayor severo (TDM) pueden experimentar pérdida de apetito y peso e insomnio o, por el contrario, aumento de apetito y peso, baja energía e hipersomnia. El primer grupo de manifestaciones clínicas (TDM típico) se asocia con niveles más altos de cortisol y una superposición con genes relacionados con el trastorno mental mientras que el segundo grupo de manifestaciones clínicas (TDM inmunometabólico) se asocia con una desregulación inmunoinflamatoria y metabólica, y una superposición con genes de obesidad y desregulación metabólica, explicó un experto en el Congreso Mundial de Psiquiatría, WCP 2021. 

El Trastorno Depresivo Mayor es heterogéneo 

El insomnio y la hipersomnia son síntomas de trastorno depresivo mayor. 

Muchos síntomas contribuyen al concepto de TDM, dijo la profesora Brenda Penninx, de la Universidad UMC en Ámsterdam Holanda, que incluye 257 combinaciones de síntomas que conducen a un diagnóstico de TDM1. Algunos síntomas están incluso en direcciones opuestas, por ejemplo, insomnio e hipersomnia. 

La heterogeneidad del TDM se destaca por las diferentes respuestas a los antidepresivos.2 Los antidepresivos son efectivos, dijo el profesor Penninx, pero no para todos los pacientes. Encontrar el mejor tratamiento para un paciente puede ser un proceso con base en ensayo y error. 

 

Se pueden identificar tres subtipos principales de pacientes 

El subtipo atípico se caracteriza por aumento de apetito y peso, baja energía, hipersomnia y parálisis plomiza.

Se pueden identificar tres subtipos principales de pacientes 

Un análisis basado en datos de los síntomas de más de 818 personas con TDM recurrente de leve a severa reveló tres subtipos diferentes de pacientes con TDM,2 dijo el profesor Penninx.  

Los tres subtipos se identificaron entre los pacientes participantes del estudio The Netherlands Study of Depression and Anxiety, del que el profesor Penninx es el investigador principal y director científico. Los tres subtipos son: 

  • Pacientes severamente deprimidos que experimentan pérdida de apetito y peso, insomnio y pensamientos suicidas, es decir, trastorno depresivo mayor típico (~ 50% de los pacientes) 
  • Pacientes igualmente severamente deprimidos que, por el contrario, experimentan aumento del apetito y del peso, baja energía, hipersomnia y parálisis de plomo, es decir, TDM atípico (∼25% de los pacientes) 
  • Pacientes moderadamente deprimidos con una menor severidad de la mayoría de los síntomas (∼25% de los pacientes) 2 

 

Trastorno depresivo mayor típico versus atípico 

Los subtipos de TDM típicos y atípicos tienen diferentes asociaciones fisiopatológicas y genéticas

Los subtipos típicos y atípicos de TDM no solo se caracterizan por una sintomatología diferente, sino también por correlatos diferentes, curso de la enfermedad y asociaciones fisiopatológicas y genéticas,3 dijo el profesor Penninx. 

Los pacientes con el subtipo típico tenían más probabilidades de: 

  • Presentar adicción por el tabaco3 

  • Experimentar algún trauma en las etapas temprana y posterior3 de la vida 

  • Presentar ansiedad y pensamientos suicidas más persistentes a lo largo del tiempo4 

  • Tienen niveles más altos de cortisol que indican hiperactividad del eje hipotalámico-pituitario5 

  • Superposición con genes relacionados con el trastorno mental6 

 

Los pacientes con el subtipo atípico en su mayoría son mujeres3 y tenían más probabilidades de: 

  • Tener un inicio más temprano de los síntomas3 

  • Mostrar un perfil metabólico deficiente al inicio y durante el seguimiento

  • Tener una desregulación inmunoinflamatoria y metabólica, y resistencia a la leptina e insulina4,5 

  • Presentar superposición con genes de obesidad y desregulación metabólica6 

 

Implicaciones del subtipo inmunometabólico para el tratamiento personalizado 

El TDM atípico ha sido denominado TDM inmunometabólico 

El TDM inmunometabólico parece estar relacionado con condiciones metabólicas y somáticas que indican un cambio en el balance energético del gasto a la acumulación,4 dijo el profesor Penninx; por tanto, constituye un punto de partida apropiado para la evaluación de estrategias de tratamiento personalizadas. 

Our correspondent’s highlights from the symposium are meant as a fair representation of the scientific content presented. The views and opinions expressed on this page do not necessarily reflect those of Lundbeck.

Referencias
  1. American Psychiatric Association. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM-5). American Psychiatric Publishing 2013.
  2. Maslej M, et al. JAMA Psychiatry. 2020;77:607–17.
  3. Lamers F, et al. J Clin Psychiatry. 2010;71:1582–9.
  4. Penninx B. Neurosci Biobehav Rev. 2017;74:277–86.
  5. Lamers F, et al. Mol Psychiatry. 2013;18:692–9.
  6. Milaneschi Y, et al. Mol Psychiatry. 2016;21:516–22.
  7. Milaneschi Y, et al. Biol Psychiatry. 2017;83:S287–8.
Está usted abandonando Progress in Mind
Hola
Haga click aquí para confirmar email
Le acabamos de enviar un correo de confirmación. Por favor revíse su correo.
La información contenida en esta página web está dirigida exclusivamente al profesionales de la salud.
Toda la información incluida en la Página Web está referida a productos del mercado español y, por tanto, dirigida a profesionales sanitarios legalmente facultados para prescribir o dispensar medicamentos con ejercicio profesional. La información técnica de los fármacos se facilita a título meramente informativo, siendo responsabilidad de los profesionales facultados prescribir medicamentos y decidir, en cada caso concreto, el tratamiento más adecuado a las necesidades del paciente.
Congress
Register for access to Progress in Mind in your country